Trueque entre tabaco y golosinas

Trueque entre tabaco y golosinas

miércoles 10 de noviembre, 2010

Trueque entre tabaco y golosinas

La Consejería de Salud catalana, presidida por Marina Geli, apoya una nueva iniciativa privada para luchar contra el tabaquismo. El proyecto "són2dies" comienza su propia campaña para concienciar a los fumadores. El objetivo principal es sustituir progresivamente el vending de tabaco por el de chicles y caramelos sin azúcar. Una propuesta por la que también optó la empresa Salysol en Alemania, pero con frutos secos y golosinas.

Los fumadores tienen una serie de hábitos. El proyecto quiere influir para cambiarlos, motivados por la reforma de la ley antitabaco que entrará en vigor a principios de 2011. Esta campaña pretende ser un balón de oxígeno para la polémica que establecía la prohibición de las expendedoras en los locales. Las pérdidas económicas que derivarían, si se prohibiese en un futuro el vending de cigarrillos, se solventa por la sustitución de un "máquinas de productos más saludables", explicó en una rueda de prensa el gerente de Son2dies, Ignasi Dausà.

A esta iniciativa, apoyada por Marina Geli, se le detectan ciertas lagunas. No todos los operadores tendrán disposición para asumir un cambio tan drástico en su parque de máquinas para tabaco; y aún se desconoce la rentabilidad económica de este proyecto. De hecho, en la misma página web de la iniciativa "son2dies" se dispone una presentación de las razones que impulsan la iniciativa; aunque justificadas, éstas están orientadas únicamente al ámbito de la salud del consumidor, pero nunca al negocio del propietario de la máquina.

Propuesta mixta de Salysol
Sí se conoce como está funcionando esta iniciativa en Alemania. La empresa Salysol tiene ya 1000 máquinas funcionando con un sistema mixto, en estas expendedoras, de frutos secos, golosinas y tabaco. "Ha tenido muy buena acogida en este país", indica uno de sus responsables, Manolo Gallego.

La legislación alemana permite este sistema mixto; "que en España está prohibido por el gobierno", explica. "Por eso aún no se aplica". Sin duda, esta solución sería más factible para los operadores. Así comprobarían como es de efectivo el cambio. La empresa adapta el producto para que se dispense con "el mismo formato que una cajetilla". Una idea para estudiar detenidamente.

Fuente: HOSTELVENDING.com | 5/11/10